Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, en nuestra Política de cookies

Cojines antiescaras 


Clases y tipos de cojines antiescaras


Cojín antiescaras

Cojín de flotación líquida o gel

Combinación de cojín viscoelástico + gel

Cojín de aire

Cojín de aire con compresor


Clases y tipos de cojines antiescaras


Cojín antiescaras

Cojín de flotación líquida o gel

Combinación de cojín viscoelástico + gel

Cojín de aire

Cojín de aire con compresor
Más
por página

Antiescara. Postoperatorio de cadera.

29,00 €
Vista rápida

Cojín de espuma viscoelástica sencillo, destinado a personas con cierta movilidad y bajo riesgo de ulceración. Su formato granulado es adecuado para usuarios de bajo peso y permite que el usuario adapte el relleno a sus necesidades pudiendo utilizarlo de muy diversas maneras o posturas.

35,00 €
Vista rápida

Prevención de escaras y como método auxiliar en su tratamiento

35,00 €
Vista rápida

Ideal para el coche o la oficina, alivia y previene los dolores de la parte baja de la espalda

42,00 €
Vista rápida

Nuevo diseño, moldeado con descarga del coxis en material viscoelástico. Para usuarios con riesgo de escaras de medio a elevado. Varias tallas

44,00 € 55,00 €
Vista rápida

Su diseño con forma de "cuña en disminución" permite utilizarlo para evitar que el usuario se deslice en su silla, o también para mejorar el posicionamiento de la espalda.

45,00 €
Vista rápida

Alivia las presiones, actuando para prevenir la aparición de escaras en las personas que permanecen sentadas durante largos periodos de tiempo a la vez que, gracias a su forma anatómica, proporciona una gran estabilidad y ayuda a mantener una buena postura

49,00 €
Vista rápida

Cojín antiescaras fabricado a base de gel fluido, de gran eficacia y prestaciones

51,00 €
Vista rápida

Cojines antiescaras de espuma viscoelástica de alta densidad inyectada con excelentes propiedades de “memoria de forma” y diseño anatómico

52,00 €
Vista rápida

Su forma en "herradura" permite el alivio de zonas comprometidas, fístulas, post-operatorios, post-parto, etc.

52,00 €
Vista rápida

La eficacia terapéutica en la prevención de las úlceras por presión de los cojines de aire ha sido clínicamente probada y ahora añadimos confort y facilidad de uso para lograr este fantástico cojín

54,00 €
Vista rápida

Cojín viscoelástico que proporciona gran estabilidad, alivia las presiones y previene la aparición de escaras, a la vez que ayuda a mantener una buena postura ya que impide que la persona se deslice hacia adelante y adopte una postura perjudicial, caso muy frecuente en las personas que permanecen sentadas durante largos periodos de tiempo

55,00 €
Vista rápida
Mostrando 1 - 12 de 67 elementos

Escaras, ¿qué es, cómo se producen?

Las escaras son lesiones de la piel y de los tejidos que hay por debajo de ella. Se hacen perceptibles a partir de una decoloración en la piel que comienza como enrojecimiento o ampolla en la piel y en poco tiempo, si no se trata con rapidez, evoluciona a una herida abierta que deja al descubierto músculos e incluso el hueso. La presión prolongada de una superficie dura sobre la piel produce ulceras en la zona debido a la falta de cantidad de sangre y oxígeno que deja de llegarle al tejido para mantenerse sano. Las zonas más afectadas suelen ser la cadera, el sacro, los codos y los talones.

Cualquier comprensión excesiva o prolongada de los tejidos causara una escara, o úlcera por presión. Por lo que es fundamental estar cambiando de posición y evitar mantener la misma posición a nuestro familiar, ya que el peso del cuerpo comprime los vasos sanguíneos, y al no llegar a los tejidos, la piel comienza a morir.

La escara se presenta de diferentes formas:

  • Una pequeña mancha roja
  • Endurecimiento de la piel
  • Herida superficial
  • Herida que alcanza al músculo o el hueso.

La causa principal es la inmovilización pero también existen factores de riesgo que predisponen a una persona a desarrollar una escara.

  • Humedad: debido a la incontinencia, la traspiración del cuerpo o un secado inadecuado después del baño.
  • Dieta deficiente: Una nutrición carente de proteínas y minerales influyen negativamente en la fragilidad de la piel, los músculos, y la regeneración muscular.
  • La deshidratación es un factor de riesgo para la aparición de escaras.
  • Posiciones inadecuadas.
  • Enfermedades que afectan al normal funcionamiento del flujo sanguíneo, como la diabetes y algunas enfermedades neurológicas.

Entre las posibles escaras o úlceras por presión que pueden padecer algunos usuarios existen distinto grados de gravedad. Se clasifican en:

Úlcera I:

Una escara de primer grado es el tipo de úlcera más superficial. El área de la piel afectada aparece descolorida y rojiza en pacientes blancos y amoratada o azulada en pacientes con la piel más oscura. puede doler, picar y resultar o bien tibia y mullida o bien dura al tacto.

Úlcera II:

En las úlceras por presión de segundo grado, parte de la superficie externa de la piel (la epidermis) o la parte más interna de la piel (dermis) resulta dañada, lo que provoca una pérdida de tejido cutáneo. Se presenta como una herida abierta o una ampolla.

Úlcera III:

En una úlcera por presión de tercer grado, la pérdida de piel se produce en el grosor de la misma y el tejido subyacente también resulta dañado. Los músculos y el hueso no presentan daños. La úlcera tiene el aspecto de una herida profunda con forma de hueco.

Úlcera IV:

Una escara de cuarto grado es el tipo de úlcera más grave. La piel está gravemente dañada y el tejido contiguo se muere (necrosis). El músculo subyacente, o el hueso, pueden resultar asimismo dañados. Los pacientes con escaras de cuarto grado tienen un alto riesgo de desarrollar infecciones graves.

Consecuencias de sufrir escaras

Una úlcera por presión puede derivar en consecuencias muy graves. En primer lugar, las escaras tienden a expandirse profundamente en el tejido de manera muy rápida. Es muy importante contar con la prevención y adaptar el mejor tratamiento a tiempo para evitar que el tejido se necrose. En ese caso, habría que extirparlo quirúrgicamente.

Cuando la herida se encuentra abierta es posible que puedan entrar patógenos de enfermedades y correr el peligro de una infección bacteriana. Si la úlcera infectada alcanzase el hueso, podría formarse un inflamación aguda de la médula ósea (osteomielitis). Incluso, el patógeno podría extenderse por todo el cuerpo por vía sanguínea, lo que puede provocar un absceso óseo, una infección pulmonar o incluso una grave infección en la sangre (sepsis) con el subsiguiente deterioro del órgano, lo cual puede ser una complicación muy peligrosa.

Si la úlcera por decúbito se extiende mucho por la piel, el paciente pierde, además, proteínas y nutrientes de forma constante. Esto puede dar lugar a una malnutrición, lo que a su vez provocaría un atraso o paralización de la curación de la herida.

Además de las complicaciones físicas, las úlceras también traen consigo problemas psicológicos debido a los dolores y la sensación estar perdiendo vida cuando la ulcera se encuentra infectada y huele, la persona puede sufrir miedo, ansiedad y depresión.

Prevenir escaras

Para prevenir y evitar la aparición de escaras, se suele utilizar ayudas técnicas como son los cojines antiescaras. El objetivo de estos complementos es reducir la presión de apoyo y permitir una mejor circulación de la sangre en la piel, para así evitar la aparición de la úlcera.

Pautas para prevenir su aparición:

  • Con problemas de incontinencia urinaria, debemos cambiar las protecciones con frecuencia.
  • Cambiar al usuario de posición cada dos o tres horas.
  • Observar todos los días el estado de la piel.
  • Extremar la higiene de la piel para evitar la sudoración y la humedad.
  • Alimentación equilibrada.
  • Utilizar productos antiescaras como colchones, cojines, y/o taloneras.
  • Mantenerse hidratado, física y corporalmente.

Lo más importante para evitar el desarrollo de escaras en la movilización del usuario.

Cómo un cojín antiescaras puede ayudarte

Los cojines antiescara están hechos para reducir la presión en las zonas más sensibles a ser presionadas por el cuerpo y el punto de apoyo. Los cojines amortiguan y favorecen una mejor circulación de la sangre. Consiguen repartir mejor el peso del cuerpo y evitar el desarrollo de escaras en zonas como los glúteos y el cóccix. Los cojines están especialmente diseñados para personas con una movilidad limitada o que deban pasar largos períodos de tiempo en sedestación. Debemos tener en cuenta que estos producto no curan, evitan la aparición las temidas escaras o úlcera por presión. Debemos tener claro que estos productos nos ayudan a prevenir pero no a curar. Es imprescindible acudir a nuestro médico para tratar o curar las escaras ya producidas.

Existen cuatro tipo de cojines antiescaras:

  • Flotación sólida.
  • Flotación líquida
  • Flotación de aire
  • Cojines bicomponentes

Ventajas de comprar cojines antiescaras en Ortocomercio

Atención personalizada
Pago seguro
Presupuesto personalizado
Cumplimiento normativa CE
Servicio técnico oficial de WinnCare

Preguntas frecuentes de nuestros clientes

Respuesta

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de escoger un cojín antiescaras es la movilidad, la estabilidad y el peso del usuario. El escoger un cojín “caro” no es indicativo de que sea el adecuado para nosotros

Para usuarios sin trastornos de la estabilidad y con movilidad: Podemos escoger entre un cojín de espuma, cojín de gel,.. en este caso podemos usar toda la gama de cojines para riesgo bajo de escaras

Para usuarios con trastornos de la estabilidad y movilidad reducida: En este caso los cojines de espuma viscoelástica preformados o anatómicos nos darán esa estabilidad requerida adaptándose perfectamente a la forma de nuestro cuerpo y dando soporte en la zona del coxis y entre las piernas

Para usuarios sin trastornos de la estabilidad sagital e inmovilizados: Cojín de aire de celdas con una válvula. Los hay de distintas alturas y medidas

Para usuarios con trastornos de la estabilidad e inmovilizados: Escogeremos un cojín de aire de celdas con dos válvulas. Aquí también podremos elegir entre distintas alturas y medidas e inflar las válvulas independientemente para compensar desplazamientos laterales o anteroposteriores

Respuesta

Tenemos que hacer hincapié en que el uso del cojín antiescaras no es suficiente para la prevención de las úlceras por presión, hay otras recomendaciones que son indispensables para prevenir su aparición:

  • En caso de incontinencia urinaria, cambiar las protecciones regularmente.
  • Cambiar al usuario de posición con frecuencia (al menos cada dos o tres horas).
  • Observar diariamente el estado de la piel.
  • Extremar la higiene de la piel y evitar la sudoración y la humedad.
  • Alimentación equilibrada, adecuada y suficiente.
  • Mantenerse hidratado, bebiendo regularmente y utilizar cremas hidratantes.
Respuesta

Recomendados para riesgo de escaras medio-alto.

Los cojines de gel más avanzados son aquellos que disponen de dos capas, por un lado, una capa viscoelástica que cumplirá la función de amortiguación y por otro, otra de gel que eliminará cualquier tipo de sobrepresión que pudiera aparecer. Realmente, al añadir una capa de gel encima de la capa viscoelástica, estamos logrando dar al cojín unas propiedades excepcionales dado que estamos repartiendo el peso de la persona en un gel que reparte el peso sobre una espuma que a su vez también reparte el peso, por lo que conseguimos un doble efecto gracias a la unión de ambos materiales.

Esto es lo que opinan nuestros clientes sobre nuestros cojines antiescaras

Cima